Vuelta del Systemic

Esta nueva transición al término de un programa DBM comienza siendo muy diferente, y como conclusión en proceso me deja con mucho más a lo que atender, con más recursos para seguirle la pista a los cambios. Y es que la propia atención con la que exploramos el mundo nos hace vivir mundos diferentes, historias diferentes. Esta nueva edición del Systemic de John McWhirter, va directo al corazón, al centro mismo del cambio. Aunque para llegar al centro haya que emprender un largo camino de vuelta.

El programa nos ofreció la oportunidad de trabajar con precisión y cuidado exquisito los cambios posibles con aplicación a diferentes tipos de intervención, organizaciones, otros, yo misma. Personalmente he comprobado maneras muy sutiles de atender, junto con la sensación de vivir o haber vivido alrededor de algunas exageraciones “bien formadas”, con todo lo que hay en el medio¡ Cuanto esfuerzo no siembre útil, cuantas formas de hacer, cuantos matices, cuantos caminos de regreso a casa. Vuelvo a recordar a Thoreau cuando escribía que vivimos por exageración.

 Y puede ser, tal vez pueda ser que algunas de las realidades que vivimos, las verdades que defendemos, las virtudes, los defectos, lo bueno, lo malo, sean  exageraciones bien formadas o formuladas. Si resaltamos algo ocurre a veces que desatendemos a mucho y algunas de nuestras grandes exageraciones tienen un fuerte impacto en cierto orden de las cosas.  (Precisamente estaba leyendo una opinión en el País, “Cobrar por ir a clase”, un buen ejemplo de cómo poner los acentos mientras olvidamos los significados).  

El domingo como viene siendo habitual (extensible a algunas transiciones más), salí la última. Quizá lo haría así antes de poder conectar las cosas y notar los diferentes planos, las partes, el todo, el todo del todo. Así que esta vez con mucha más conciencia de lo vivido, visto, sentido y oído, cerré una vez más las maletas y salí en compañía de las hermanas. Sé por ellas que da gusto vernos trabajar y llenar los espacios. Que se alegraron por nosotros de los días soleados y las agradables noches para pasear por el patio.

 Y así regresaba de nuevo, aunque sigo fácilmente conectada a esos días y noches, a los lazos establecidos, a las tareas, al detalle, al todo.

Envío un fuerte abrazo a todos los participantes del Systemic que tanto me ayudaron a trabajar con el cambio, a John y a Tim.

Pilar Mamolar

6 pensamientos en “Vuelta del Systemic

  1. Hola Pilar

    Presentía que me iba a perder algo sí como lo que describes. Tal vez, me dirías que perdérmelo no, sólo posponerlo. Ese es mi feedforward.

    Como viene siendo habitual transmites disfrute con el desarrollo. No sé si alguien te puede parar…o siquiera si hay alguna razón para pararte.Ya no puedo cogerte…jajaja…CREO QUE ESO ES LO QUE ME AFECTA..jajaja.

    Sólo espero que vuelvas a compartir conmigo de manera más extensa lo que apuntas en este post.

    Muchos besos
    Paloma

    Me gusta

  2. Hola Paloma¡ gracias por tu mensaje.
    En el Systemic había muchos participantes “veteranos” que habían estado en ediciones anteriores, imagina que riqueza y que diferentes maneras de “allendear” que diría Alejandro. Así que además de la exposición más o menos continuada a la DBM, lo que hace diferencia es la curiosidad y las ganas de seguir explorando y a curiosear es a ti a quien no hay quien pare¡. Seguiremos compartiendo, tenemos muchas cosas de que hablar y hay mucho cine que ver este otoño.

    Un fuerte abrazo
    Pilar

    Me gusta

  3. Hola Pilar,
    Si ya tenía pesar de no poder asistir al Systemic
    después de ´”sentir” tu artículo más. Digo “sentir” porque transmites con entusiasmo y claridad el latir de esos días y de las consecuencias, como dice Tim: “algo más del mundo se nos hace accesible”.
    Un abrazo,
    Matilde

    Me gusta

  4. Al leerte hoy, y como estoy pasando los apuntes al ordenador, he conectado con más consciencia con los días que estuvimos en Zaratan investigando el proceso de cambio y has sido una fuente de inspiración. Gracias y un abrazo. Marta.

    Me gusta

  5. Gracias por tu mensaje Marta. Creo que nos ha inspirado a todos este nuevo Systemic, a los que ya teníais la experiencia de ediciones anteriores y a los que comenzamos este año. Un abrazo.
    Pilar

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.