De nuevo maneras de ver.

Vuelvo a leer el primer post de este blog: https://pilarmamolar.wordpress.com/2009/08/04/maneras-de-ver-y-maneras-de-no-ver-nada/  No porque quiera volver al origen, más bien por haber explorado y necesitar un nuevo retorno, más útil, más preciso. Tengo reciente el regreso del programa de Coaching Efectivo con Modelado. Nivel 2 hace ahora apenas dos semanas. De nuevo un retorno, algo circular, ya que el año pasado realicé “el mismo” programa por estas fechas. Sigo ampliando “maneras de ver” y lo que era un incipiente argumento sobre cómo atendemos al mundo, tiene ahora una segunda o tercera intención de volver a ello en el futuro. La cuestión planteada entonces incluía diferentes maneras de experimentar el mundo, de conectar con la experiencia, aplicado sobre todo a percepciones de tipo artístico y conectado después con la educación o cualquier tipo de facilitación.

Entonces planteaba posibilidades y maneras de “ver” en la literatura, cine, o cualquier otra creación, incluida la interacción con otros. Una posible manera de hacerlo consiste en entregarnos a la experiencia, al sujeto/objeto/situación de forma no buscada, sin un fin o meta, sin condiciones, sin comparaciones o imposiciones previas, por el simple placer de explorar. En contraste con la manera de experimentar centrada en nuestros intereses, juicios, opiniones, proyecciones.  Y algo de los riesgos de esa falta de entrega: la limitada percepción y observación del objeto, con mayores implicaciones en el caso de ser este objeto, sujeto de una intervención educativa, formativa o terapéutica.

Estas “maneras de ver” serían para mí una aproximación desde la propia experiencia al explorar cuestiones que me resultaban relativamente fáciles para seguirle la pista (un libro, un cuadro, una conversación). Ahora está mucho más relacionado con aplicaciones y posibilidades en cuanto al aprendizaje, desarrollo y madurez en la edad adulta, tema central en mi tesis.

La cuestión de cómo experimentamos el mundo, ha sido un aspecto tratado por los psicólogos del desarrollo y un tema central en lo que Maslow llamó psicología del Ser. Este autor desarrollaba su tesis sobre el hombre autorrealizado estudiando las percepciones de los sujetos en las llamadas “experiencias cumbre” dando forma a su teoría de la realización. Lo que llamó Conocimiento-S o Conocimiento del Ser, más común en personas que se autorrealizaban suponía una percepción más completa de la situación,  no selectiva, cuidadosa y fiel a la naturaleza del objeto/sujeto en sí mismo, exploradora, investigadora…

Es interesante estudiar su teoría de nuevo porque creo que algunas de las conexiones que hace, los huecos que mantiene o las dudas que él mismo plantea siguen ahora vigentes (no sé si suficiente o adecuadamente investigadas después de cuarenta años).

Pero lo cierto es que durante el programa de Coahing  volví a explorar estas maneras de experimentar el mundo (con el mar de fondo hay muchas posibilidades; con 17 participantes con ganas de explorar las posibilidades son infinitas). Personalmente sigo explorando esta cuestión.  

Hay un montón de situaciones con las que disfruté esa semana, entre otras con la belleza de lo que hay más allá de lo buscado, con la mirada libre-prisionera-libre con la que atiendo, con el perfecto funcionamiento de las cosas, de aquellas cosas que se nos presentan como un problema o limitación.  

Creo que esta mirada es parte de las habilidades que podemos aprender y desarrollar en la edad adulta y han sido y son parte de las habilidades de los grandes terapeutas y educadores.

…Respecto al coaching, me remito al post “Coaching, Nietzsche y afectos bienintencionados”…Aunque entrenando esta manera de mirar, más abierta, curiosa, entregada, libre, me doy cuenta del enorme potencial que tenemos, incluso como coaches.

Un saludo,

Pilar Mamolar

2 pensamientos en “De nuevo maneras de ver.

  1. Hola Pilar,
    Un post muy interesante. Durante el curso de meditación de Mayo cubrimos también esta cuestión, aunque en nuestro curso el énfasis estuvo más en la “ideas” y no tanto en la experiencia sensorial. Es decir el explorar e investigar las ideas en si mismas, sin sesgos, sin ideas preconcebidas.
    Un tema muy interesante.
    Saludos

    Me gusta

  2. Hola Pacrick
    Otra razón más para sentir no haber asistido al curso de Meditación. Me parece que lo que comentas es muy aplicable a la investigación o al menos a una parte de ella, al modelar una teoría por ejemplo. Y lo importante de estabilizar más este proceso en cualquier ámbito en el que queramos ir más allá.
    Recuerdo cuando estudiaba en la universidad, sobre todo algunas materias como psicología evolutiva. Me fascinaban algunos autores y durante el tiempo que revisábamos sus teorías y modelos yo veía aquello perfecto, como encajaba, como respondía a la realidad. Menos mal que el programa avanzaba y unas teorías sucedían a otras que cubrían más o menos cosas, pero el acercamiento era parecido…. Me gustaba la materia, me gustaba conocer, explorar… Lástima que a veces nos quedemos “atascados” en una teoría o en un modelo de funcionamiento de las cosas y no allendeemos más. Y lástima que mientras vamos siendo más precisos y adquiriendo más experiencia y conocimiento de algunas cosas, sacrifiquemos este tipo de exploración, sobre todo porque es innecesario, porque para ir más allá necesitamos esa primera mirada curiosa, como dices sin sesgos, sin ideas preconcebidas.
    Gracias por el comentario Patrick,
    Un saludo,
    Pilar

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.